Air-lift

Buen aliento 24h

Air-lift es una línea de productos desarrollada para combatir el mal aliento, basada en Aceite de Oliva Virgen Extra y otros Aceites Mediterráneos. Air-lift actúa donde se generan los Componentes Volátiles Sulfurados (CVS) causantes de la halitosis.

Air-lift combate el mal aliento de forma natural y efectiva, con la combinación patentada de Aceite de Oliva Virgen Extra, Xilitol y Flúor que atrapa y arrastra los CVS sin alterar el equilibrio de la boca y respetando su flora natural.
Air-lift reduce la placa y mejora la salud de las encías.
Los aceites esenciales de la fórmula de Air-lift aportan un agradable sabor a menta que mejora la confianza en uno mismo.

Air-lift es la única línea de productos eficaz contra la el mal aliento porque elimina –no enmascara- las partículas del mal olor (CVS).

Eficaz contra la halitosis porque captura las bacterias gram-negativas sin alterar la flora de la boca, por lo que no produce efecto rebote; por eso también la previene.

El aceite de oliva virgen extra de Air-lift, al ser una sustancia de naturaleza grasa, tiene la propiedad de capturar los Compuestos Volátiles en general, y los Compuestos Volátiles Sulfurados en particular. Al encapsularlos logra que dejen de producir mal olor.

La prueba de esta capacidad del aceite de oliva de capturar los CVS es que, cuando introducimos unos dientes de ajo en una botella de aceite de oliva, dejan de producir mal olor.

Air lift es la única línea de productos específicos para todos los tipos de mal aliento, sea cual sea su origen y/o localización: oral y/o extra-oral. Actúa donde se generan los CVS, causantes del mal aliento.

Air-lift es la gama de productos comercializada más completa, selectiva y cómoda de usar. Por su amplio número de discretos formatos de bolsillo, que protegen las 24 horas del día, se pueden utilizar tantas veces como sea necesario, gracias a sus principios activos 100% naturales.

Añade, también, aceites mediterráneos, entre ellos aceite de semilla de perejil, que capturan los CVS recubriéndolos y evitando que sean captados por los receptores nasales.

No incluye elementos nocivos como alcohol, detergentes o azúcares.

Air-lift es la única gama que comercializa un producto específico, selectivo y seguro para el mal aliento de origen estomacal: Air-lift cápsulas.


El aceite de oliva virgen extra es el único aceite de origen vegetal que se puede utilizar en crudo. Su papel beneficioso y su protagonismo en la dieta mediterránea, la más recomendada por los médicos de todo el mundo, es archiconocido.

Su papel en la prevención de las enfermedades cardiovasculares es efectivo y único. En los países en que se consume más aceite de oliva está demostrado que desciende el porcentaje de enfermedades coronarias.
Las sustancias antioxidantes como las vitaminas A y E y los polifenoles presentes en el aceite de oliva proveen al organismo de un mecanismo de defensa que retrasa el envejecimiento y previene la arterioesclerosis.
Hoy en día vuelve a aliarse con la cosmética. Al ser un protector de la piel, previene las arrugas, calma las pieles secas y escamosas, da brillo a los cabellos castigados y pestañas y devuelve la vitalidad a los cabellos quebradizos.

Ahora se han comprobado científicamente también sus propiedades en la salud bucodental.
El aceite de oliva virgen arrastra y absorbe los Compuestos Volátiles Sulfurados, así como las bacterias gram negativas que los causan, consiguiendo eliminar el mal aliento. Es muy bien tolerado por el estómago y muy digestivo.

Air-lift no enmascara el mal aliento, lo elimina.

Sus ingredientes combaten y previenen la halitosis al capturar las bacterias gram negativas. Refrescan y mejoran la autoconfianza al aportar aceites esenciales y xilitol.
Los productos Air-lift contienen aceite de oliva. Su naturaleza grasa encapsula los Compuestos Volátiles Sulfurados y elimina su mal olor.
Todos recordamos aquel libro y después película de ‘El perfume’ de Patrick Süskind, en la que el protagonista quería obtener la fragancia de doncellas para crear un perfume único. En la historia se explica muy bien cómo, a través del sistema de l’ enfleurage, utilizado ancestralmente en perfumería, se extrae la fragancia de una flor. Consiste en extender las flores frescas sobre un cuerpo graso, que acaba absorbiendo el aroma de esas flores.
Air-lift utiliza la misma técnica para capturar el mal aliento, ya que los compuestos volátiles sulfurados (CVS) no difieren en su comportamiento de los de los aromas de las flores, sólo se diferencian en el tipo de olor.

Para ello, Air-lift incorpora como cuerpo graso aceite de oliva virgen extra, que captura los CVS.

Más del 50% de los adultos padece mal aliento y sufre por ello aislamiento social y baja autoestima.

El mal aliento se produce a cualquier edad, sexo, raza o nivel socioeconómico y causa problemas en la vida de muchos millones de personas.

Es el peor enemigo de unas relaciones sexuales placenteras. En un 29% de los casos, es el principal inhibidor de la libido de la mujer, por encima de los problemas de erección (16%) y de eyaculación precoz (12%).

Supone la tercera causa de consultas al dentista.

La fiebre de dietas hiperprotéicas ha disparado el número de afectados por el mal aliento.

La expresión mal aliento es tres veces más buscada en Internet que la de blanqueamiento o sequedad de boca.

Una gran mayoría de los afectados no sabe que lo padece.

La mayoría de los adultos sufre mal aliento en algún momento de su vida.

  • Aproximadamente un 70% de los pacientes mayores de 60 años ha padecido o padece en algún momento mal aliento.
  • Con frecuencia, las personas con halitosis desconocen su problema por la incapacidad de oler su propio aliento. El 58% son informados por otros, el 24% lo notan ellos mismos.
  • El problema de mal aliento es más frecuente entre los varones.
  • La halitosis puede ser una señal de alerta de otros problemas gingivales, respiratorios, estomacales o hasta psiquiátricos.

El mal aliento es el término general que describe el olor desagradable que exhalamos por la boca.

A diario hablamos del mal aliento cuando este olor desagradable aparece de forma ocasional, pero si el mal olor es permanente, entonces nos referimos a halitosis.

La halitosis es el mal olor que se produce de la descomposición de las proteínas que contienen los alimentos que ingerimos. Por eso está asociado frecuentemente a una mala higiene bucal y también a enfermedades severas de otra índole que necesitan un tratamiento y diagnóstico específicos.

Millones de bacterias de más de 600 variedades conviven en nuestra boca. Aunque ellas mismas no huelen mal, son capaces de descomponer las proteínas que contienen los alimentos que ingerimos. Se encuentran en la lengua y en la placa dental, así como en zonas interdentales y subgingivales, restauraciones dentales defectuosas, etc.

Al descomponerse, estas proteínas producen unas moléculas que contienen azufre y, por tanto son fétidas, huelen mal. Estos gases se llaman Compuestos Volátiles Sulfurados (CSV) y causan mal aliento. Los principales son el Dimetil Sulfuro, el Metil Mercaptano y el Sulfuro de Hidrógeno.

También se asocian a la formación de gingivitis y periodontitis. En casos extremos pueden llegar a producir infarto de miocardio.

La cavidad oral no es la única culpable de la halitosis, aunque si en el 80% de los casos.

  • La ingesta de comida abundante y picante: especias fuertes, comino, ajo…
  • La halitosis por ayunos prolongados.
  • La sequedad en la boca.
  • La halitosis matutina, que se debe a que por la noche segregamos menos saliva.
  • La mala higiene oral, que puede conducir a la gingivitis, periodontitis y otras enfermedades de las encías.
  • Prótesis dentales, que pueden acumular restos de comida y necesitan de una limpieza diaria.
  • Trastornos en los senos paranasales como la sinusitis, respirar por la boca, que produce sequedad. Pólipos, amigdalitis.
  • Problemas estomacales como gastritis o úlceras, deficiencias vitamínicas.
  • Alergias, problemas hepáticos o biliares.
  • Medicamentos como los antihistamínicos o ciertos antibióticos
  • El estrés también intensifica la halitosis.
  • La calidad del aliento cambia con la edad y, desde la adolescencia hasta la mediana edad, éste se vuelve progresivamente más áspero.

Basta dar un paseo por decenas de películas míticas de Hollywood para comprobar que el mal aliento siempre ha sido un problema social. Ya Vivien Leigh en “Lo que el Viento se llevó” se quejó repetidas veces de cuánto le molestaba el mal aliento de Clark Gable cuando tenían que besarse en el rodaje y protestó al director.

Después, cuando enviuda en la película y teme que Rhett Butler note que ha tomado alcohol, se bebe un trago de colonia. También en ‘Tootsie’, cuando Dustin Hoffman está disfrazado de mujer, un actor veterano le tiene que dar un beso en la boca y recurre a un spray para mejorar su aliento.

Julia Roberts de ‘Pretty Woman’ cuida su higiene dental en el cuarto de baño la primera noche que pasa con Richard Gere en el hotel y En ‘La pareja del año’, con Julia Roberts y John Cusack, ambos se tapan la boca con la sábana por la mañana al despertarse y darse los buenos días.

En “El diablo viste de Prada” su protagonista Anne Hathaway se encuentra en un apuro cuando un trabajador de la prestigiosa revista de moda detecta el olor que desprende su boca tras comer un panecillo de cebolla.

Productos Air-Lift

Ver todos los productos