Colutorios

Los colutorios se deben utilizar después del cepillado dental a modo de enjuague bucal. Se trata de una solución acuosa cuya principal función es la de evitar la formación de placa bacteriana y su calcificación (sarro), así como prevenir la enfermedad periodontal (gingivitis y periodontitis) e incluso tratarla cuando existe.