La sensación de boca seca constante que sufren algunas personas, se identifica con la Xerostomía o síndrome de la boca seca, también denominada “enfermedad del hombre moderno”. Técnicamente, la xerostomía es la sensación subjetiva de sequedad bucal debido a la disminución de saliva, provocada por una alteración del funcionamiento de las glándulas salivales.

Esta patología se caracteriza por una disminución de secreción salival o también por los cambios que suceden en la composición bioquímica de la saliva. Es debida comúnmente al uso de fármacos que provocan efectos xerostomizantes y según las estadísticas, la xerostomía se manifiesta en uno de cada cinco adultos, lo que equivale al 20% de la población de entre 18 y 30 años, y a un 40% en los mayores de 50 años.

También hay que tener en cuenta que existen más de 500 medicamentos que provocan el síndrome de la boca seca, entre ellos se encuentran muchos productos de las siguientes familias:

  • antihipertensivos
  • diuréticos
  • antidepresivos
  • antihistamínicos

Causas principales del síndrome de la boca seca

Las causas más habituales de la xerostomía suelen ser la aplicación de radioterapias y la ingesta de determinados fármacos.

La producción de saliva en un adulto es de entre 1,5 y 2 litros de saliva diaria, y su misión principal es permitir hablar, tragar y digerir alimentos además de permitir saborear la comida y otras funciones relacionadas con la vida diaria. A menudo, la sensación de boca seca también se produce debido al estrés y al nerviosismo, pero si ésta se prolonga y provoca dificultad para hablar, comer o masticar, se convierte en un problema serio de salud bucal debido a que la sequedad genera perjuicios en la boca que pueden ayudar a incrementar el riesgo de infecciones además de producir caries y mal aliento entre otros perjuicios, no obstante existen soluciones para aliviar el problema.

Una boca seca propicia el aumento de la placa bacteriana y el consecuente riesgo de padecer una enfermedad periodontal.

Es destacable que el síndrome de la boca seca también se asocia a enfermedades como la diabetes y otras de tipo autoinmune, para lo cual existen productos que ayudan a aliviar estos síntomas en las personas que padecen estas enfermedades.

  • No obstante, las causas de la xerostomía son muy diversas aunque estas son las más frecuentes:
  • Al hablar en público aumenta la necesidad de la salivación para ayudar a vocalizar mejor las palabras, y al prolongarse en el tiempo puede provocar la falta de saliva y la necesidad de ingerir líquidos.
  • El estrés, la ansiedad y la depresión afectan al sistema nervioso central y, por ello, se ven afectados órganos y glándulas de todo el cuerpo, incluidas las salivales.
  • La diabetes y otras enfermedades sistémicas afectan a todo el organismo, alterando el funcionamiento glandular.
  • La terapia con determinados fármacos como los antihistamínicos, antihipertensivos, diuréticos; y fármacos oncológicos, tienen como efectos colaterales la disminución de la saliva e incluso la atrofia de las glándulas mucosas.
  • La ausencia de dientes provoca una disminución de estímulos en la boca y, a consecuencia de ello, existe una menor producción de saliva.
  • Una dieta desequilibrada con exceso de hidratos de carbono y déficit de frutas y verduras puede provocar alteración de la producción de saliva.
  • El consumo de tabaco y alcohol puede disminuir esta secreción salival, ya que inhibe la transmisión de impulsos nerviosos.